"

Aceite de coco en perros y gatos: ¡descubre sus beneficios!

aceite de coco perros

¿Aceite de coco para los perros? ¡Rotundamente sí!

Desde hace algunos años, el uso del aceite de coco se ha convertido en un complemento y remedio natural para uso humano. Entre sus beneficios, destacan el refuerzo del sistema inmunológico, su poder hidratante y antifúngico. Y viendo que a nosotros, los humanos, nos sienta tan bien, hemos comenzado a preguntarnos: ¿Será bueno también el aceite de coco en perros? La respuesta es un “sí” rotundo. Así que vamos a argumentar a fondo los pros y contras del uso de aceite de coco en perros y gatos.

Composición del aceite de coco

Los principales beneficios del aceite de coco residen en el tipo de grasas que lo componen. Más del 90% del aceite de coco son grasas saturadas, de ahí que el consumo de este producto haya generado controversia.
El arma secreta del aceite de coco son los Triglicéridos de Cadena Media o MCT. Las grasas que componen los MCT son grasas saludables, que también proporcionan ciertos beneficios, entre los que se incluyen:

– Mejora de la digestión.
– Refuerzo del sistema inmunológico.
– Regula el metabolismo.
– Mejora la salud de la piel y el pelaje.
– Regula la función tiroidea.

Los MCT de coco contienen ácido láurico (propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas), cáprico y caprílico (efectos antifúngicos), mirístico y palmítico, además de ácido linoleico (ácidos grasos poliinsaturados) y ácido oleico (ácidos grasos monoinsaturados).
En los perros, los MCT del aceite de coco equilibran la glándula tiroidea, ayudando a perros sedentarios y con sobrepeso, a perder peso y sentirse enérgicos.

Razones para usar aceite de coco en perros y gatos

Ayuda con la pérdida de peso

El sobrepeso en perros es un problema más habitual de lo que pensamos. A largo plazo, la presión del peso extra en el cuerpo de nuestro perro puede provocar problemas tales como:

  • Presión arterial alta.
  • Problemas articulares.
  • Osteoartritis.
  • Diabetes.
  • Resistencia a la insulina.
  • Dificultades respiratorias.
  • Enfermedades hepáticas.

Complementar la dieta de nuestros perros con aceite de coco puede ayudar a equilibrar la función tiroidea y perdida de peso, produce un aumento en la energía y actividad de nuestros peludos y es estupendo para mejorar el rendimiento deportivo.

Desinfecta cortes, heridas e hidrata las almohadillas agrietadas

Gracias a sus propiedades antivirales, antifúngicas y antibacterianas naturales, el aceite de coco en los perros funciona como antibiótico tópico natural. Es una alternativa natural a otros productos químicos desinfectantes que podemos encontrar en el mercado para curar cortes y heridas.

También es adecuado en el tratamiento de los picores derivados de las alergias. Aplicado sobre la piel de la zona afectada (normalmente orejas o patas), calma el picor y ayuda a secar las llagas, sin miedo a que sufra ninguna intoxicación o efecto secundario.

Es fantástico para la salud de la piel y el pelaje

El aceite de coco, en el caso de los perros y gatos, hidrata profundamente la piel y aumenta los niveles de lípidos de la dermis, así que es un humectante eficaz tanto si el perro padece de piel seca, o tiene caspa.

También refuerza e implementa la fuerza y el brillo del pelaje, ayudando a combatir el molesto “olor a perro” que a veces éstos desprenden.

Thehempydog-preparado-aceite-de-coco-perros-gatos
Cocoperro ayuda a recuperar el pelaje perdido

Ayuda a mejorar el funcionamiento del cerebro

A medida que los perros envejecen, sus cerebros pueden necesitar de estimulación adicional para mantenerse joven y en correcto funcionamiento.

El aceite de coco ayuda a mejorar la función cognitiva, al proporcionar al cerebro energía extra, en forma de cetonas, reforzando una función neuronal y cerebral óptimas, previniendo así la demencia senil o disfunción cognitiva.

Ayuda a mejorar la salud intestinal

Las levaduras intestinales, como la Cándida albicans, son elementos esenciales para un correcto funcionamiento intestinal, siempre y cuando se mantengan bajo unos niveles determinados. En el caso de perros con alergias alimentarias, estas levaduras intestinales disparan sus niveles, afectando gravemente a la flora intestinal. Usando aceite de coco, se regula el crecimiento de las levaduras intestinales, a la vez que:

  • Mejora la digestión y la absorción de nutrientes.
  • Reduce la inflamación intestinal.
  • Ayuda a mejorar trastornos digestivos como la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (IBD) o la colitis ulcerosa.

Ayuda con la higiene dental

¿Sabías que el aceite de coco puede ser una pasta de dientes natural? Gracias a sus propiedades antimicrobianas, el aceite de coco es un dentífrico natural perfecto, ya que ayuda a prevenir la formación de placa y evitar enfermedades dentales. Además, como a los perros les encanta su sabor, no tendremos muchas dificultades si queremos frotar sus dientes con aceite de coco.

Ayuda a repeler pulgas y garrapatas

Otro uso poco conocido del aceite de coco en perros es su capacidad para repeler insectos como las pulgas y garrapatas. Basta con aplicarlo sobre la piel de nuestro perrete, antes de salir a pasear por el monte o el bosque. Como huele bien y es comestible, no resultará molesto ni para nosotros, ni para nuestro perro. Usado internamente, ayuda a eliminar de forma natural los ácaros que causan la sarna.

Thehempydog-preparado-aceite-coco-en-perros
Ajoperro es perfecto para desparasitar de forma natural

Es un estupendo desodorante

Además de ayudar a eliminar el mal aliento en los perros, el aceite de coco ayuda a prevenir el molesto “olor a perro”, así que, básicamente, tenemos un enjuague bucal y desodorante todo en uno.

Refuerza el sistema inmune

Como ya hemos visto, el aceite de coco contiene dos ingredientes únicos que lo convierten en una excelente alternativa para reforzar el sistema inmunológico: el ácido láurico y el ácido caprílico, que contribuyen a combatir el crecimiento excesivo de levadura intestinal y las infecciones bacterianas. También son antivirales, por lo que agregar aceite de coco a la dieta de nuestro perro es bueno para su salud en general.

Ayuda en el tratamiento de la diabetes

El aceite de coco ayuda a regular y equilibrar los niveles de insulina. También aumenta la energía y ayuda a reducir el peso, lo que es beneficioso para un perro con diabetes. Consulta con tu veterinario antes de usar aceite de coco si tu perro es diabético.

Es un camuflaje perfecto

¿A tu perro le cuesta tomarse la medicación? Se acabó el problema. Mézclalo con aceite de coco y no volverá a escupir las pastillas o se comerá ese alimento que no le gusta.

Casi todos los puntos anteriores aplican a los gatos. Con ellos, el problema es el sabor y el olor, ya que es más probable que no les agrade. Si conseguimos camuflarlo en su comida, obtendremos para ellos todos los beneficios anteriormente mencionados.

¿Cómo administrar el aceite de coco en perros o gatos?

El aceite de coco es un complemento completamente seguro, incluso si se ingieren grandes cantidades (aunque esto no es recomendable). También aguanta más sin oxidarse, así que tarda mucho más que otros aceites (como los de pescado) en ponerse rancio. Es importante elegir un aceite de coco virgen, orgánico, extraído en frío y procedente de cultivo ecológico, siempre que sea posible.

Normalmente, se administra una o dos veces al día, junto con las comidas. La cantidad depende del tamaño del perro.  Es importante empezar con una cantidad menor a la recomendada, e ir incrementando poco a poco, hasta llegar a la cantidad adecuada para nuestro peludo. Una cantidad excesiva al principio puede causar diarrea o heces blandas o grasientas.

Las cantidades varían entre ¼ de cuchara de postre, para los perros más pequeños y los gatos, hasta 1 cuchara de postre, para los más grandullones.

También puede usarse como ingrediente para hornear galletas y golosinas caseras.

Thehempydog-aceite-de-coco-en-perros-gatos
Aceite de coco virgen para perros y gatos

Uso tópico del aceite de coco

Para usar el aceite de coco en perros y gatos de forma externa, simplemente aplicar una fina capa sobre la piel de nuestro perro, una vez a la semana, y dejar absorber durante unos minutos. Pasado ese tiempo, procedemos a limpiar a nuestro perro con un champú lo más natural posible y lo secaremos bien.

El tratamiento externo con aceite de coco deja el pelo de nuestro perro mucho más suave, a la vez que refuerza la salud de la piel. Con aplicar una vez por semana, notaremos un cambio radical en la piel y uñas del perro.

Efectos secundarios del aceite de coco en perros y gatos

Esto sólo sucede cuando la cantidad de aceite de coco administrada es mayor que la cantidad que el organismo de nuestro perro puede metabolizar. Por eso se recomienda comenzar usando poca cantidad, e ir aumentándola poco a poco.

Básicamente se reducen a cacas grasientas o diarrea.

Os recordamos que, en casos de perros con pancreatitis, diabetes o sobrepeso, es recomendable consultar antes con el veterinario.

 

¿Aceite de coco o aceite de pescado?

Mucha gente considera el aceite de pescado la mejor fuente para que nuestros perretes reciban las cantidades de ácidos grasos Omega necesarias para mantener una salud óptima.

En comparación con el aceite de coco (u otros aceites vegetales como el aceite de cáñamo), existen algunas ventajas que hacen que nos decidamos por complementar la dieta de nuestros perros con aceites vegetales:

  • El aceite de coco tiene un tiempo de oxidación mucho más largo, por lo que tarda mucho más tiempo en ponerse rancio. El aceite de pescado, por su parte, al entrar en contacto con el oxígeno, provoca que las partículas de grasa se oxiden, creando moléculas llamadas “radicales libres”, que dañan a las proteínas, el ADN y otras estructuras celulares importantes.
  • El aceite de pescado puede contener metales pesados y otras toxinas que se encuentran en las aguas de los océanos, cada vez más contaminadas, y se acumulan en la grasa del aceite. Estas toxinas pueden producir enfermedades graves como cáncer, disfunciones neuronales o daño en el hígado o los riñones.
  • El aceite de pescado suele provenir de subproductos alimenticios y deshechos del pescado destinado al consumo humano.Tampoco es un alimento que provenga de una fuente sostenible.

Resumiendo, podemos encontrar en el aceite de coco una fuente de salud natural y apropiada para nuestros perros y gatos.

¡Visita nuestra tienda y encuentra el complemento de aceite de coco perfecto para tu perro o gato!

¿Conoces ya nuestros Cocoperro y Ajoperro? !Descúbrelos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat